Vecinos del Pantano se concentraron de madrugada a las puertas del matadero de Tomás Guerrero

Escrito por  Redacción Morón Lunes, 16 Julio 2018 12:10
Valora este artículo
(0 votos)

“Hemos mantenido reuniones con el alcalde y la empresa, y se nos prometió soluciones para primeros de julio, y en lugar de soluciones vamos descubriendo a cada paso que la empresa nos ningunea”, explican desde la “Asamblea de Vecinos de El Pantano”

 

La madrugada del domingo al lunes los vecinos de la barriada de El pantano estuvieron concentrados en la puerta del matadero del Pantano de la empresa Tomás Guerrero denunciando los problemas de ruidos y olores que padece el barrio a raíz del aumento de la producción que, “de forma ilegal”, se está produciendo en las instalaciones.

 

Desde hace meses los vecinos de la barriada a través de la “Asamblea de Vecinos de El Pantano” vienen reclamando una solución a los problemas de ruidos y olores que llevan padeciendo desde hace años, con un incremento exponencial en los últimos meses que hace imposible el descanso nocturno debido a los ruidos e igualmente imposibilita respirar o ventilar la casa debido a los malos olores que se derivan del aumento de la producción en las instalaciones del antiguo matadero de Tomás Guerrero.

 

“Hemos mantenido reuniones con el alcalde y la empresa, y se nos prometió soluciones para primeros de julio, y en lugar de soluciones vamos descubriendo a cada paso que la empresa nos ningunea, y que su único objetivo es aumentar la producción por encima de los niveles legalmente establecidos, y que las obras ejecutadas, además de no estar orientadas a paliar olores y ruidos, parten de un proyecto que, con mala fé, pretenden aumentar el volumen de las instalaciones y de producción de forma ilegal”, explican los vecinos a través de un comunicado que repartieron anoche.


Asimismo, los vecinos dejan claro sus objetivos en el comunicado: denunciar el aumento de los ruidos, que imposibilitan el descanso de los vecinos, y el aumento de los olores, "que hacen que el aire en nuestro barrio sea irrespirable"; obligar a la empresa a producir dentro de los límites legalmente establecidos; exigir la vuelta a la legalidad de las instalaciones del matadero y solicitar, tanto a la empresa como al Ayuntamiento, que busquen una solución para trasladar el matadero a las afueras del casco urbano, "pero dentro de nuestro término municipal, con el objeto que los puestos de trabajo se mantengan cerca del municipio y los trabajadores no se vean obligados a desplazarse y se solucione definitivamente los problemas de olores y ruidos".