Mónica y Sergio, una pareja con talento al frente del Bar Los Perales (frente al puesto de churros del Eroski)

Escrito por  Mari Carmen Rodríguez Morón Miércoles, 11 Julio 2018 08:26
Valora este artículo
(2 votos)

Mónica Aguilar Macho y Sergio Guerra Moreno son un matrimonio joven, al que podría parecer que le crisis les diera una sacudida, pero fueron ellos, los que aprovechando la inercia tuvieron el valor y las ideas muy clara y optaron por el autoempleo.

 

Mónica, Administrativa, llevaba trabajando unos ocho o nueve años para una empresa de construcción, y vio como cada día la cosa se iba poniendo peor y sus derechos como trabajadora estaban siendo pisoteados, al mismo tiempo, Sergio se quedó en paro, después trabajar durante mucho tiempo como comercial para una óptica. Por aquella época los padres de él, que eran propietarios de un bar en un polígono industrial, se iban a jubilar y ambos no lo dudaron ni un instante, se hicieron cargo de este negocio, tal como nos cuenta esta luchadora: “para que me exploten y me paguen mal otros me exploto yo y cobro lo que pueda cobrar, pero por lo menos no tengo que aguantar a nadie dándome órdenes”.

 

Desde octubre del 2012 regentan el Bar Los Perales, en Calle Martinete 2, en el Polígono Industrial Los Perales, o como mucha gente los ubican frente al puesto de churros del Eroski. A las 6,00 de la mañana Sergio abre las puertas  hasta las 19.00,  a las 8,3 Mónica comienza también su jornada laboral, hasta las 17,00, sin antes haber dado un manotazo a su casa y por su puesto haber preparado a  Bosco, su hijo de 7 años, para que su abuelo lo lleve al colegio.

 

Sergio se dedica a la atención directa con su clientela, es decir, el lleva la barra, además de realizar las compras. Mónica en cambio se encarga de la cocina, aunque no es una cocinera de vocación, nunca se le dio mal, desde muy temprano, aprendió a cocinar.

 

El bar Los Perales tiene buena aceptación desde los desayunos hasta los menús del mediodía, pero sobre todo por sus diferentes tapas, son especialistas en: menudo de ternera, rabo de toro y sobre todo la carne con tomate. A pesar de ser un bar, donde la mayoría de la clientela son trabadores- trabajadoras, sin embargo desde el viernes a mediodía, y sobre todo los sábados, va todo tipo de clientela a tomar sus especialidades.

 

Pero no sólo disfrutan de las exquisiteces de la casa, sino del buen trato y sobre todo del buen humor de esta pareja.

Modificado por última vez en Miércoles, 11 Julio 2018 09:55