Carta al Director. Porno en un bar de Morón

Escrito por  Rosario Gómez Morón Domingo, 15 Abril 2018 10:36
Valora este artículo
(7 votos)

En un bar de Morón, de cuyo nombre no quiero acordarme, tienen un servicio muy peculiar, muy vejatorio, muy asqueroso, muy vergonzoso.... tienen a la entrada a la vista de cualquiera y eso incluye a menores, mujeres , hombres... un expositor de películas,  de películas porno.

 

Perdonen  si voy a ser explícita, caratulas con mujeres desnudas, eso sí en tacones, con penes en sus caras, en sus bocas, penetrándolas... A la vista de todo aquel que decida entrar en su bar. De más está decir que el expositor luce orgulloso en una zona muy visible, donde se da el ejemplo a toda niña y niño que se encuentre en el bar, un ejemplo que sin lugar a duda es dañino, en una sociedad avanzada no se permitiría semejante atropello ante la dignidad  de las mujeres. Lucir orgulloso semejante porquería debería hacer avergonzarse a cualquiera que entrará en semejante local, y al dueño se le debería de caer el pelo por lucir ese expositor.

 

La cosificación de la mujer es un tema que sigue sin terminar de entenderse, pero es importante que las niñas y niños no normalicen imágenes sexuales donde abiertamente se nos trata como mísera mercancía, donde se explota nuestra sexualidad. El sexo pasa de ser algo placentero, íntimo y privado, a ser explotado por el hombre, dejando siempre a la mujer como un simple objeto penetrable.

 

Ni que decir tiene que son películas destinadas a mayores de edad, y que ahí expuestas en un bar al alcance de cualquier niña o niño seguro rompe alguna norma, por lo menos la norma de la decencia.

 

Al dueño y a sus clientes machirulos seguro que les parece una idea estupenda y graciosa, pero si fuesen sus hijas a las que se les tratase como mercancía sexual, no se reirán tanto. No olviden que aunque el porno es legal, no deja de ser vejatorio.

Modificado por última vez en Domingo, 15 Abril 2018 17:42