Especial Semana Santa 2018: La Idolatría y el becerro de oro

Escrito por  Redacción Morón Viernes, 23 Marzo 2018 09:12
Valora este artículo
(1 Voto)
 Adoración del becerro de oro, ejemplo de idolatría en la tradición judeocristiana. Adoración del becerro de oro, ejemplo de idolatría en la tradición judeocristiana.

Idolatría es un concepto abrahámico para la adoración indebida que se da a los ídolos. En todas las religiones abrahámicas (cristianismojudaísmo e islamismo la idolatría está severamente prohibida, aunque las interpretaciones de lo que constituye idolatría varía entre ellas. En otras religiones el uso de imágenes de culto es aceptado. Qué imágenes, ideas u objetos constituyen idolatría a menudo es objeto de considerables disputas. La evitación del uso de imágenes por razones religiosas es llamado aniconismo. La destrucción de imágenes religiosas dentro de una sociedad es llamado iconoclasia se conoce

El comportamiento considerado idólatra o potencialmente idólatra puede incluir la creación de cualquier tipo de imagen de una deidad u otras figuras de importancia religiosa como profetas, santos y clérigos, la creación de imágenes de personas o animales cualesquiera, y el uso de símbolos religiosos o seculares. Además, los teólogos han extendido el concepto para incluir a la importancia indebida de cualquier otro aspecto religioso, o secular de la vida en general, que no incluyen necesariamente el uso de imágenes. Por ejemplo, el Catecismo de la Iglesia católica sostiene: «La idolatría no sólo se refiere a la adoración falsa del paganismo. El hombre comete idolatría cada vez que venera y reverencia a una criatura en lugar de a Dios, ya sea este dioses, demonios (por ejemplo satanismo), poder, placer, raza, ancestros, Estado, dinero, etc».1

El uso del término se da principalmente en la literatura religiosa judía y cristiana, y la interpretación del concepto ha sido parte de grandes divisiones entre distintas denominaciones cristianas, en especial entre el protestantismo y el catolicismo. En la historia del cristianismo encontramos diferentes posiciones de las autoridades civiles y religiosas frente al tema de la adoración de imágenes. La expansión del cristianismo en los primeros siglos después de Cristo, se acompañó de imágenes de mártires y santos, a los que se sumaron las imágenes de María después del Concilio de Éfeso.2

 

EL BECERRO DE ORO

Mientras Moisés estuvo por 40 días en la montaña recibiendo las leyes de Dios(Éxodo 24:18)(Éxodo 32), el pueblo de Israel que fue liberado de la esclavitud en Egipto, instó a Aaron, su líder temporal, para que hacer dioses para adorar. Aarón tomó sus joyas de oro que habían traído de Egipto, y las fundió para hacer un ídolo de oro(Éxodo 32: 5). Él convocó al pueblo y les dijo que el becerro de oro era el dios que los liberó de Egipto. El pueblo ofreció sacrificios y luego participaron en rituales paganos, incluyendo orgías (Éxodo 32:25)

Dios estaba dispuesto a destruir a ese pueblo por su pecado(Éxodo 32: 7-10). Moisés al bajar del campamento, vio la adoración y las danzas y tomó el becerro que habían hecho, y lo quemó en el fuego, y lo molió hasta reducirlo a polvo, que esparció sobre las aguas, y lo dio a beber a los hijos de Israel (Éxodo 32: 19-20) Moisés llamó a los que estaban del lado del Señor para venir de pie con él (Éxodo 32:26). Los levitas estaban con él y se les ordenó que pasaran por el campamento y mataran a cualquiera que participó en la idolatría. Tres mil hombres murieron ese día. Al día siguiente, Moisés subió y confesó los pecados del pueblo delante de Dios, pidiendo su perdón. Dios declaró que los culpables todavía pagarían con su propia muerte y serían borrados de su libro. 

 

Fuentes: 

 

https://es.wikipedia.org/wiki/Idolatr%C3%ADa

https://www.tiemposprofeticos.org/pecado-la-idolatria/