Vecinos del Pantano siguen luchando por una solución a los ruidos y olores del matadero que mantenga los puestos de trabajo

Escrito por  Redacción Morón Viernes, 16 Marzo 2018 09:06
Valora este artículo
(2 votos)

En la tarde de ayer jueves, sobre las 17.30 horas, numerosos vecinos de la Barriada El Pantano se concentraron a las puertas del matadero que tiene PAVISO (antes Tomás Guerrero) juntos a sus casas para exigir, una vez más, su derecho al descanso y poner fin a los ruidos y malos olores que desde décadas vienen padeciendo y que se ha agudizado en los últimos años.

 

Y es que los vecinos de Morón en general y de forma más directa los vecinos de la barriada de El Pantano llevan décadas soportando los problemas derivados del matadero de aves “Tomás Guerrero”, unas veces con mayor intensidad, otras de forma más atenuada, pero tras la venta de la empresa a PAVISO y el considerable aumento de la explotación, los problemas de ruidos y olores han aumentado igualmente de forma exponencial.

 

Tras el aumento de estos problemas los vecinos se han organizado a través de una Asamblea de Vecinos para denunciar estos problemas y buscar una solución, con el objetivo último de que la producción se traslade a las afueras del municipio, pero manteniéndose esta en nuestro término municipal.

Han sido varias las asambleas que se han convocado con los vecinos e igualmente se han mantenido reuniones con el alcalde y la empresa. En esta última la empresa ha reconocido los problemas derivados del aumento de la producción y ha expuesto las intervenciones inmediatas que pretende realizar para paliar los problemas de olores y ruidos que se producen en las instalaciones. Igualmente ha mostrado su intención de trasladarse de estas instalaciones en un plazo máximo de tres años.

 

Pero los vecinos, hartos de décadas de promesas incumplimidas, han decidido que hasta que no se acaben estos problemas seguirán movilizándose para conseguir sus reivindicaciones.

 

En la concentración se contó con la  presencia y el apoyo de los concejales de Izquierda Unida, Marina Marina Segura y Alejandro Álvarez, que por la tarde consiguieron aprobar en el pleno del Ayuntamiento de Morón una moción que proponía mediar con la empresa para que esta  cambie de ubicación, salga del casco urbano y se traslade a otra zona dentro del término municipal en pos del mantenimiento de los puestos de trabajo.

IU considera que en pleno siglo XXI existen formas para hacer compatibles la producción y los puestos de trabajo, así como medios tecnológicos para garantizar el derecho de los vecinos a vivir sin los ruidos y olores que desde hace años vienen perturbando su vida.

 

La moción, que además contemplaba hacer un  seguimiento y monitorización de las intervenciones propuestas por la empresa para paliar las molestias que causan a los vecinos, fue aprobada por unanimidad de todos los grupos.

Modificado por última vez en Viernes, 16 Marzo 2018 11:14