28F, la Andalucía que no se resigna a la lucha, ¡a la calle!

Escrito por  Redacción Morón Martes, 27 Febrero 2018 09:43
Valora este artículo
(0 votos)

La Marcha de la Dignidad y otras plataformas y movimientos como Marea Blanca, el Movimiento Andaluz en defensa del sistema público de pensiones, el Movimiento Andaluz por la Educación Pública, la Plataforma por la Renta Básica y la Plataforma 4-D han convocado para el próximo 28 de febrero, día de Andalucía, una manifestación en Sevilla bajo el lema 'La Andalucía que no se resigna y lucha: a la calle el 28-F', que saldrá desde Santa Justa a las 12.00 horas.

 

Se cumplen 10 años desde la aprobación de la Reforma del Estatuto de Autonomía para Andalucía, en un 2007 en el que –recordemos- el ladrillo inundaba costas, pueblos y ciudades, el dinero y el crédito fluían sin límites y pocas voces –la nuestra una de ellas y con valentía- alertaban de lo insostenible de ese modelo económico. Se nos calificó de aguafiestas, en la forma más diplomática. Clamábamos en el desierto frente al espejismo neoliberal, pero clamábamos con razón y razones.

 

Diez años después del 18 de octubre de 2007, noveno año de la crisis, nos encontramos con más de un millón de parados, un 40% de la población en riesgo de pobreza, deterioro continuado de los servicios públicos, los desahucios siguen y la precariedad se configura –eso pretenden- como el nuevo orden laboral.

 

“Toda la riqueza de la Comunidad Autónoma” –dice uno de sus artículos-, “en sus distintas formas y manifestaciones, y sea cual fuere su titularidad, está subordinada al interés general”. Pareciera, a la luz de lo sucedido, que al interés general del capital: Del fondo de capital riesgo al que malvendemos el aceite salido de aceitunas recogidas a destajo y a precios irrisorios para subsistir–excluída la mujer del tajo en los últimos años-; de los monopolios que esquilman nuestros suelo y agotan a miles de mujeres en la cadena del manipulado o en las habitaciones de los hoteles. O de quienes quieren convertir a Doñana en almacén de gas y nos devuelven a la tarea de salvar Doñana: los mismos que acogota n a las familias con las facturas de la luz subastada a puntas de consumo.

 

“La política económica de Andalucía” –establece otro artículo- “se rige por los siguientes principios: el desarrollo sostenible, el pleno empleo, la calidad en el trabajo y la igualdad en el acceso al mismo, la cohesión social, la creación y redistribución de la riqueza”. El vaciamiento de los objetivos estatutarios es chocante: los únicos principios que rigen son los de la UE, del FMI y del Banco Central Europeo: Pagar la deuda –la legítima y la ilegítima-, reducir el déficit, flexibilizar el trabajo hasta decir basta.

 

Y con una Andalucía arrastrada por un gobierno andaluz que vincula su mantenimiento en el poder a una mentalidad clientelar que convierte derechos en favores y obstaculiza el desarrollo de nuestra tierra.

 

Afortunadamente hay una Andalucía creciente que no se resigna y que lucha; que se organiza y teje redes de lucha de movilización y de reivindicación; que llena la calles y clama contra recortes y precariedades, y que, convocada por IU, ha salido de manera permanente estos pasados años, y saldrá de nuevo a la calle el próximo 28F a reclamar PAN, TECHO, TRABAJO Y DIGNIDAD. Será en este caso una convocatoria unitaria a fin de convertir el tejido de las luchas en un tejido de movilización que demuestre la capacidad para articular una alternativa de poder popular.

 

Los poderosos, el bipartidismo, los sectores reaccionarios e instalados cómodamente en el poder político y económico esperan como siempre que baje el nivel de movilización. Saben que es nuestra mejor herramienta y su peor enemigo. Por eso es tan importante la manifestación del próximo 28 de febrero.

Modificado por última vez en Martes, 27 Febrero 2018 10:56