La Fiscalía investiga la depuradora de Morón por supuestos vertidos excesivos de nitrógeno y el fósforo

Escrito por  Agencias Morón Viernes, 16 Febrero 2018 09:34
Valora este artículo
(1 Voto)
Depuradora de Aguas Resiuduales de Moron de la Frontera Depuradora de Aguas Resiuduales de Moron de la Frontera

Tras la denuncia de Ecologistas en Acción a más de 60 depuradoras de toda Andalucía, la Fiscalía ha admitido a trámite la de cuatro plantas de tratamiento de agua residuales de la provincia. Las depuradoras en cuestión son la de Morón, El Copero, Tablada y San Jerónimo.

 

Después de una investigación del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) se ha decretado un estudio complejo de 18 meses. Lo que más preocupa es el posible exceso de nitrógeno y fósforo en los vertidos en zonas del entorno de Doñana.

 

Ecologistas en Acción han denunciado a algunos empleados de las entidades responsables de la depuración y el tratamiento de aguas residuales de Morón y de tres de las cinco de Sevilla: El Copero, Tablada y San Jerónimo. Aunque las analíticas del ciclo 2013/2015 en la provincia eran las más sanas, después de las de Córdoba. Sin embargo existían una serie de depuradoras, las peores de la provincia, que siempre incumplían lo permitido por normativa. Las siguientes: El Copero, Isla Mayor, Morón de la Frontera, San Jerónimo, Tablada, Castilblanco de los Arroyos.

 

Por tal motivo, Ecologistas en Acción denunció la situación de aquellas depuradoras que estando funcionando, no eran conformes a la normativa española ante la Fiscalía de Medio Ambiente de Andalucía. Tras un periodo de diligencias de investigación, la Fiscalía de Sevilla acaba de notificar la denuncia interpuesta contra determinados empleados de las entidades responsables de la depuración y tratamiento de aguas residuales de las depuradoras de Morón de la Frontera (Consorcio para Abastecimiento y Saneamiento de Aguas Plan Écija y el ente instrumental ARECIAR) y tres de las cinco de Sevilla: El Copero, Tablada y San Jerónimo (EMASESA).

 

Para la plataforma ecologista los hechos se agravan porque estas cuatro depuradoras vierten a zona sensible, “declaradas como tal mediante la Resolución del 10 de julio de 2006 por la Secretaría General para el territorio y la biodiversidad”. Este aspecto hace que estas depuradoras deban tener tratamientos más rigurosos para eliminar correctamente el nitrógeno y el fósforo de las aguas residuales, ya que las zonas sensibles son zonas protegidas en los planes hidrológicos.

 

Según el comunicado de Ecologistas en Acción las investigaciones realizadas por la Guardia Civil determinan que “es notorio que el exceso de nitrógeno y fósforo produce eutrofización de las aguas e implica un alto consumo de oxígeno disuelto en ellas, impidiendo la vida de los seres vivos; genera mal olor; disminuye la calidad y potabilidad del agua y modifica el ecosistema de los seres vivos acuáticos y de organismos aerobios, pudiendo causar su muerte y eventualmente pudiendo perjudicar la salud humana”.

Modificado por última vez en Viernes, 16 Febrero 2018 16:36