La estrategia del PSOE: culpar a la velocidad si hay un accidente en una carretera Morón-Arahal abierta sin terminar

Escrito por  Redacción Morón Viernes, 26 Enero 2018 08:28
Valora este artículo
(1 Voto)

Ayer dimos a conocer  que la carretera Morón-Arahal se encuentra abierta al tráfico, y eso sin que se haya acabado ni se le haya echado la capa de rodadura, la capa asfáltica que más incide en conferirle seguridad a la carretera.

 

Hasta ese momento las autoridades (también la Plataforma) han permanecido en silencio y sólo hasta ayer, pese a que la carretera lleva abierta casi una semana, el Alcalde de Morón de la Frontera, Juan Manuel Rodríguez,  anunciaba que el vial ya era transitable cambiando de concepto “de carretera cortada a carretera que se pueda transitar”.

 

Según explicaba Juan Manuel “la limitación de velocidad pasa de 30 a 60, y de solo poder pasar aquellos que tuvieran autorizaciones a poder pasar todos los ciudadanos”. “Ese es el cambio de concepto de carretera cortada a carretera que se pueda transitar”, añadió.

 

Pero la realidad es que los 17 kilómetros de  carretera, pese a que la obra aún no se ha acabado,  presenta un aspecto muy diferente al de una carretera en obras y donde sólo se puede ir a 60 km/hora.  Así, quién pase por este vial, podrá ver señales de tráfico (muchas  tiradas o semicaídas) normales en lugar de las de obras, como sería preceptivo. Las señales horizontales están pintadas en blanco en lugar del amarillo, y solo existen cuatro señales verticales amarillas, dos en las salidas de ambos pueblos, que prohíben circular a más de 60. El por qué no se han utilizado señales de tráfico para obras no lo sabemos aún, pero no hace falta ser muy avispado para imaginar que podría deberse a cuestiones económicas.

 

Cualquier conductor que no conozca la situación actual de la carretera, cuando lleve dos kilómetros conduciendo y vea señales de tráfico normales y líneas blancas en lugar de amarillas, se va a creer que la limitación a 60 que vio a la salida del pueblo se refería sólo a ese tramo de carretera. Eso lo sabe el Alcalde, la Delegación, y debería también saberlo tráfico.

 

Por eso la estrategia del PSOE de Morón, con Juan Manuel a la cabeza, en lugar de reconocer que se está llevando a cabo una nueva chapuza por parte de la Junta, es  intentar  cubrirse las espaldas previendo un accidente, que no será culpa  de que la obra no se haya terminado en condiciones de seguridad óptimas, la  culpa la tendrá la velocidad. 

Modificado por última vez en Viernes, 26 Enero 2018 12:11