La Cabalgata de Reyes de Morón 2018 estuvo marcada por el frío, la lluvia y la improvisación (+Galería Imágenes)

Escrito por  Redacción Morón Lunes, 08 Enero 2018 17:16
Valora este artículo
(1 Voto)

Con una hora de retraso  y bajo un cielo encapotado salió desde la Alameda la esperada –este año más que nunca- Cabalgata de Reyes de Morón. El frío y la lluvia fueron acompañando a sus Majestades de Oriente durante todo el  recorrido, pero la ilusión de padres e hijos por recoger algunos obsequios lanzados desde las carrozas hizo que la mayoría de las calles del recorrido estuvieran repletas de vecinos.

 

La decisión del Alcalde, Juan Manuel Rodríguez, y su delegado de Festejos, Manuel Escalante, de retrasar la salida de la Cabalgata del viernes al domingo no gustó. Pero es que además este disgusto se fue acrecentando con  la presencia del frío y la lluvia el domingo por la mañana y el inexplicable retraso de casi una hora en la salida, que hizo que mucha gente que estaba esperando en la Alameda desistiera y fuera a guarecerse a sus casas.

 

El cortejo, además, se vio deslucido en sus últimos compases  cuando dos de sus carrozas se quedaron “atrancadas” a su paso por la Calle Corredera. El constructor de las carrozas, Juan Fortes, se tuvo que subir en una de ellas para modificar parte de su estructura para que pudiera pasar  esquivando las luminarias de la calle.  Resulta que hace dos años se eliminó del recorrido  el Pozo Nuevo por cuestiones de seguridad y  este año se elige una calle aún más estrecha para llegar a La Carrera. Otro despropósito.

 

En cuanto a las doce carrozas que componen la Cabalgata fueron las mismas de otros años exceptuando dos novedades, los tronos de Gaspar y Baltasar, encarnados por Dani de Morón y Antonio Duran.  Laura Muñoz, Melchor,  no pudo estrenar carroza ya que a Fortes no le dio tiempo de terminar de remodelar su carroza, según explicaron en su presentación.

 

Si hay que decir algo positivo es que la Cabalgata pudo salir y realizar por completo su recorrido, cumpliendo al menos las expectativas de los más pequeños. También a destacar el servicio de limpieza, que como años anteriores, se esmeraron para que en la calzada no quedara ningún rastro del paso de la comitiva mágica. 

 

Hasta el momento cero autocrítica de los responsables del despropósito.  Más bien todo lo contrario. 

Cabalgata Reyes Morón 2018