Los trabajadores de los mataderos de aves y conejos ganan el pulso a la patronal y mejoran su convenio

Escrito por  Artículo de satsevillaterritorial Morón Martes, 10 Octubre 2017 08:44
Valora este artículo
(1 Voto)

Las 24.000 personas que trabajan en los mataderos de aves y conejos han logrado doblar el brazo a la patronal. Las fuerzas sindicales que forman parte de la mesa estatal de negociación alcanzaron el pasado miércoles 4 de octubre un preacuerdo sobre el convenio colectivo del sector, que regulará sus condiciones laborales hasta el 31 de diciembre de 2018. No se firmará hasta que reciba el respaldo de los trabajadores y trabajadoras, que fueron quienes obligaron a los empresarios a sentarse a negociar las exigencias planteadas.

 

El incremento salarial que se ha pactado tendrá carácter retroactivo hasta el 1 de enero de 2016. También se mantiene intacta la antigüedad y se incluye una cláusula de garantía salarial que garantiza el mantenimiento del poder adquisitivo de las plantillas.

El futuro convenio, que se enviará a la Dirección General de Empleo en cuanto sea ratificado por las secciones sindicales en los mataderos del sector, tendrá una vigencia de tres años. Recoge un incremento salarial del 1,6% para 2016, del 1,7% para 2017 y del 1,8% para 2018. Las empresas abonarán los atrasos correspondientes desde enero de 2016.

Además, incluye en su articulado una cláusula de garantía salarial que se activará cuando la suma de la inflación de los tres años sea superior a los incrementos salariales. Se revisará el exceso, se aplicará con carácter retroactivo en las tablas salariales de 2018 y se abonarán los correspondientes atrasos a los trabajadores y trabajadoras.

Como decíamos, este entendimiento ha sido posible gracias al proceso de movilización que en el mes de abril protagonizaron los trabajadores y las trabajadoras del sector. Los dos días de huelga en los mataderos fueron un éxito de participación y, sin duda, marcaron su impronta en la mesa. Sólo el aviso de nuevas movilizaciones ha hecho posible que los patronos se avengan a las demandas.

Sin embargo, como señalan las centrales sindicales, en este caso el SAT, sigue habiendo muchos trabajadores y trabajadoras del sector quese encuentran desamparados por estar subempleados a través de empresas multiservicios, ETTs y otras variantes, cuya aparición y extensión ha permitido la reforma del PP, en connivencia con los grandes empresarios del país. Es obvio que esta situación sólo tiene un objetivo: incrementar ganancias dejando a millones de trabajadores/as sin derechos, en condiciones de precariedad e incertidumbre.

En el caso de Procavi (Marchena, Sevilla), que concentra más de la mitad de la producción de carne de pavo de todo territorio estatal, se da un hecho muy representativo de esto que describimos, pues de los más de 1400 trabajadores que emplea, sólo 300 son contratados directamente. Los demás son subempleados a través de intermediarios, que lo único que aportan es sobreexplotación, sin que se les conozca aporte alguno al proceso productivo. Hay empresas en este entramado que han sido creadas a medida, como el caso de Halia Servex (600 trabajadores/as), u otras especializadas a nivel internacional en deprimir las condiciones generales, como Randstad. 

Durante la huelga de abril dejaron clara su misión, arrollar todos los derechos de los trabajadores en beneficio de la "matriz", como así lo señaló recientemente el Jefe de Inspectores de Trabajo de Sevilla en un acta, que será remitida a la Fiscalía por este sindicato. No dudaron en incrementar las horas extras y los ritmos en los días previos así como fomentar el esquirolaje, llegando incluso a cegar un arroyo para facilitar el paso de vehículos. Por cierto, ahora esos trabajadores que entraron al trabajo durante esos días, también se beneficiarán de estas mejoras.

https://satsevillaterritorial.blogspot.com.es

 

 

Modificado por última vez en Martes, 10 Octubre 2017 08:46