Más de 100 quejas en dos días en Morón por el presunto fraude de la falsa revisión del gas butano

Escrito por  Redacción Morón Miércoles, 14 Junio 2017 09:06
Valora este artículo
(3 votos)

_La oficina de Repsol butano en Morón  ha  atendiendo más de 100 quejas de vecinos de Morón de la Frontera denunciando que han recibido en sus domicilios la visita de empleados de una empresa instaladora de gas pretendiendo  revisar sus instalaciones sin que se ello les haya sido solicitado.

 

Al igual que en casos anteriores, este presunto fraude consiste, en gran medida, en la forma de acceder al domicilio por parte de los falsos inspectores y en los desorbitados precios que cobran al usuario.

 

El proceso normalmente es uno de los siguientes: se hacen pasar por inspectores de una empresa de butano o empresa colaboradora, por lo que  llegan a presentar una tarjeta identificativa con los diferentes anagramas de las empresas de gas (Repsol, Gas Natural, etc..) para acceder a la vivienda. Una vez dentro te venden un contrato de mantenimiento que va acompañado normalmente de un cambio en el regulador de la bombona o de alguna goma.Finalmente, el fraude termina con una factura desorbitada que tienes que pagar en el momento.

 

La ley establece que estas revisiones han de realizarse cada cinco años y debe emitirse un informe de Revisión Periódica que debemos conservar. Dicha revisión periódica puede hacerla cualquier empresa instaladora de gas butano que esté reconocida como empresa instaladora por Industria, y todo su personal debe tener el carné de instalador debidamente homologado.

 

Puestos en contacto con la oficina de Repsol en Morón, Leopoldo Rico, técnico de la empresa, nos informa que han atendido en su oficina más de 100 quejas vecinales –en sólo dos días- tras la visita en sus domicilios de los trabajadores de estas empresas.

 

Y es que, según nos comenta Leopoldo, estas empresas, en lugar de darte un certificado de Revisión Periódica (5 años) lo que hacen es venderte un contrato de mantenimiento. Además, es usual que te cambien el regulador diciéndote que está caducado -cuando este elemento de la bombona no caduca hasta los 10 años- y las gomas por estar picadas. Por estos trabajos te pueden llevar desde 72 euros hasta los 400 euros,  factura que se registró en una vivienda en la Calle Alcazaba.

 

Este técnico de Repsol nos informa que las empresas que hacen este tipo de revisiones pueden cobrar como máximo 62 euros y en el caso de Repsol, cuando cumples los 5 años de la última revisión,  te avisan  con uno o dos meses de antelación por si quieres realizar la revisión con esta u otra empresa de confianza.

 

Nos dice Leopoldo que el modus operandi de estas empresas es visitar las casas en las horas del día donde nos pueden pillar más despistados (a primera hora de la mañana o a la hora de la siesta). Este técnico ha llegado a oír que llegan en representación de Repsol, del Ayuntamiento o incluso de la Guardia Civil. Sus víctimas preferidas son personas mayores y estas empresas se aprovechan de un vacío legal que existe en la mayoría de comunidades de España,  siendo el País Vasco y Cataluña las únicas que tienen una regulación más  estricta al respecto.

 

Por su parte, desde Repsol Morón nos recuerdan que los usuarios pueden seguir comunicándole sus dudas y quejas respecto de esta cuestión, para lo que pueden contactar con esta empresa, entre otras formas, a través del Teléfono del teléfono 95 485 04 75 o en sus oficinas en Calle la Carrera, número 27

 

Otras organizaciones como FACUA recomienda que no se permita la entrada a los domicilios a ninguna empresa que nos visite sin que se lo hayamos solicitado, y que no atendamos a las excusas o justificaciones que los operarios puedan utilizar para convencernos de lo contrario. En caso de que insistan en ello, esta organización recomienda que solicitemos la presencia de la Policía.

 

A aquellos usuarios que hayan sido víctimas de este fraude, esta organización les insta a presentar una denuncia contra la empresa ante el Servicio de Consumo de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía. En caso de que los trabajadores hayan incurrido en conductas susceptibles de ser consideradas como amenazas o coacciones también es conveniente denunciar el caso ante la Policía.

 

 

Modificado por última vez en Miércoles, 14 Junio 2017 11:19