Algo muy importante que deberías saber antes de vestir a tu hija de mantilla

Escrito por  Juan Miguel Segura Gómez Morón Miércoles, 05 Abril 2017 16:06
Valora este artículo
(9 votos)
Algo muy importante que deberías saber antes de vestir a tu hija de mantilla Foto publicada por el Ayto de Mairena del Aljarafe

Con este artículo pretendemos informar a la ciudadanía –no sólo de Morón-  el significado de la antigua tradición del uso de la mantilla, aprovechando que mañana muchos padres y madres  vestirán a sus hijas con este atuendo sin conocer el verdadero significado de la prenda.

 

Para ello tenemos que leer en el Nuevo Testamento, los escritos de San Pablo sobre esta práctica en el capítulo undécimo de su primera carta a los corintios.

 

San Pablo comienza su explicación de esta manera:

 

«Sed imitadores míos tal cual soy yo de Cristo(…).Mas quiero que sepáis que la cabeza de todo varón es Cristo, y el varón, cabeza de la mujer, y Dios, cabeza de Cristo. Todo varón que ora o profetiza con la cabeza cubierta, deshonra su cabeza. Más toda mujer que ora o profetiza con la cabeza descubierta, deshonra su cabeza; porque es lo mismo que si estuviera rapada. Por donde si una mujer no se cubre, que se rape también; mas si es vergüenza para la mujer cortarse el pelo o raparse, que se cubra. El hombre, al contrario, no debe cubrirse la cabeza, porque es imagen y gloria de Dios, más la mujer es gloria del varón. Pues no procede el varón de la mujer, sino la mujer del varón, como tampoco fue creado el varón por causa de la mujer, sino la mujer por causa del varón. Por tanto, debe la mujer llevar sobre su cabeza (la señal de estar bajo) autoridad, por causa de los ángeles.(…) ¿Es cosa decorosa que una mujer ore a Dios sin cubrirse? ¿No os enseña la misma naturaleza que si el hombre deja crecer la cabellera, es deshonra para él? Mas si la mujer deja crecer la cabellera es honra para ella; porque la cabellera le es dada a manera de velo.» [Traducción bíblica de Mons. Straubinger -TMS-]

 

Siguiendo a San Pablo y a la antigua práctica de la Iglesia, el Código de Derecho Canónico de 1917 requería que las mujeres usasen velos o mantillas durante las funciones litúrgicas:

«Los varones, ya sea dentro o fuera de la Iglesia [al pasar por el frente, por ejemplo], mientras asisten a los ritos sagrados, deben llevar la cabeza descubierta, a menos que las costumbres locales lo aprueben o se den circunstancias particulares, no se determinará otra cosa. Las mujeres, sin embargo, deberán cubrirse la cabeza y vestirse con modestia, especialmente cuando se aproximan a la mesa del Señor.» [Can. 1262, par. 2]

 

En  tiempos recientes el cubrirse la cabeza no ha sido una práctica común, ¿qué sucedió?. En 1976, la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe emitió el decreto Declaración sobre la Admisión de Mujeres al Ministerio Sacerdotal (Inter insigniores), el cual subrayaba la razón por la cual las mujeres no pueden ser sacerdotes (o sacerdotisas).

 

En este decreto leemos:«Pero hay que notar que esas prescripciones, probablemente inspiradas en las costumbres del tiempo, no se refieren sino a prácticas de orden disciplinar de poca importancia, como, por ejemplo, a la obligación por parte de la mujer de llevar un velo en la cabeza; tales exigencias ya no tienen valor normativo.» [http://multimedios.org/docs/d001038/]

 

Desde este tiempo, el nuevo Código de Derecho Canónico (1983) omite el requerimiento de cubrirse la cabeza. Así, hoy, en gran parte de la Iglesia el que las mujeres usen el velo o mantilla sobre la cabeza al asistir a Misa es algo muy raro, aunque vemos cada vez con mayor auge como esta “moda” vuelve para imponerse en las procesiones escolares, y como no, sólo sobre las niñas.

 

Algunos católicos piensan que las mujeres  tienes que seguir cubriéndose la cabeza en actos de este tipo, y defienden que si el tema fuese mucho mejor entendido, "las mujeres encontrarían en el uso del velo o mantilla algo bueno y digno, tanto en lo individual como para la sociedad".

 

Se apoyan en las palabras de San Pablo, que  dice que la mujer vino del hombre así como el hombre vino primero de tal manera que es cabeza de la mujer… así, ellas utilizan velo o mantilla sobre la cabeza para revelar sumisión a él.

 

Y con esta información - quién quiera puede  contrastar o ampliar preguntado a un sacerdote o a wikipedia- cada uno es libre de vestirse o no de mantilla, incluso de vestir a su hija también.  Tomen la decisión  que consideren oportuna.

 

Lo alarmante es que desde la escuela pública, sus direcciones o sus AMPAS, se fomenten valores que abundan en la desigualdad y la discriminación entre niños y  niñas.

 

Fuente principal: https://bibliaytradicion.wordpress.com/2011/09/29/conveniencia-de-que-las-mujeres-utilicen-velo-o-mantilla-durante-la-misa/

Foto publicada por el Ayuntamiento de Mairena del Aljarefe en :https://www.flickr.com/photos/ayuntamientodemairenadelaljarafe/6883000274

Modificado por última vez en Jueves, 06 Abril 2017 23:44