Aceitunas Fragata Morón desperdicia una ventaja de 20 puntos en Alcázar

Escrito por  Juan Luis Mármol Morón Lunes, 03 Abril 2017 15:35
Valora este artículo
(0 votos)

Aceitunas Fraga Morón perdió un partido en el que claramente fueron superiores durante la primera mitad, pero que, como suele pasar en algunos encuentros, se pierde en la segunda parte. Ahora se afronta una recta final de infarto para poder certificar la clasificación a los play-off de ascenso. La buena noticia es que con estos dos partidos solo se puede mejorar. Pero no se pueden repetir esos errores si queremos alargar la campaña del equipo.

 

Inicio complicado para Aceitunas Fragata Morón. Seguros Solís Alcázar disputaba cada balón como si fuera el último y no facilitaba las opciones del equipo visitante en ataque. Eso resultó en un partido muy disputado en sus primeros compases, con intercambios en el marcador de forma constante, aunque favoreciendo un poco más al equipo de Castilla La Mancha. De hecho, Solís Alcázar se fue en el primer cuarto mandando en el marcador gracias a la enorme actuación del croata Jurge Gunjina, que acaparaba la producción ofensiva del equipo con sus 10 puntos. Era un comienzo muy trabado y ninguno de los dos equipos se sentía cómodo en el parqué, pero en el intercambio de golpes, los locales salieron victoriosos. Al final del primer cuarto, vencían con un 18-16 en el marcador.

 

El segundo cuarto, sin embargo, tuvo el color especial de Sevilla. Una soberbia actuación colectiva sofocó la intentona de los rivales de aumentar esa ventaja en el marcador y posibilitó la ventaja con la que el equipo de Rafa Rufián se fue a los vestuarios. Un triple de Chagoyen empezaba a marcar el camino del equipo en este segundo cuarto, en el que Aceitunas Fragata Morón se mostraba más cómodo en la pista, tanto en defensa como en ataque. La producción ofensiva de Alcázar se reducía gracias a una mayor concentración del equipo, y los rebotes defensivos se convertían en contras mortales para que Aceitunas Fragata Morón se fuese alejando en el marcador. Canastas mágicas de Alo Marín y jugadas de calidad del equipo contribuían a esta dinámica, aunque Solís Alcázar no bajaba los brazos. De todos modos, el 31-44 indicaba el camino a vestuarios.

 

Era el descanso, pero Aceitunas Fragata Morón entendió que era el final del partido. Aprovechando la renta del marcador, nuestro equipo siguió atacando para aumentar la ventaja del resultado. En un comienzo fulgurante, Tyler, Ola y Alo aumentaban el resultado sevillano en el electrónico hasta el 36-56. Maravillosos minutos moronenses, pero que dieron paso a la debacle. Sí, es muy duro el término “debacle”, pero es la única explicación para lo que ocurrió a continuación. Seguros Solís es un gran equipo, pero si no les dejas vivir, no pueden hacer nada. Se dieron las dos situaciones. Remontaron una desventaja de 20 puntos. Veinte. No en este cuarto, pero aquí fue cuando se fraguó la remontada de Alcázar. Cinco minutos sin anotar hasta que Chagoyen cortó el parcial. El cuarto terminaba con un 49-58 para el equipo visitante.

 

Y ya en el último periodo se consumó la remontada de Alcázar. A pesar de la defensa, Díaz Fernández ponía tierra de por medio con sus canastas. Alo Marín, Keshinro y, especialmente, José Alberto Jiménez (una vez más, destacado con Chagoyen) trataban de lavar la cara del equipo. Pero Seguros Solís tenía otro plan y el electrónico les favorecía hasta que, al final, tras jugar con tanto fuego, Aceitunas Fragata se quemó. Cruel derrota por la forma en que fue ejecutada para llegar a ese 79-73.

 

Juan Luis Mármol

Modificado por última vez en Lunes, 03 Abril 2017 15:59

 

El Pleno Ordinario de Mayo por LVtv (pincha sobre la imagen)