Entrevista a Antonio Cruz, presidente de la Asociación de Vecinos del Pantano

Escrito por  Fernando Nora Entrevistas Jueves, 19 Junio 2014 17:23
Valora este artículo
(0 votos)

Entrevista. Cuando llegué, el miércoles día 28, a eso de las 13h a la Plaza de las Flores, centro neurálgico del entrañable barrio del Pantano y pregunté por Antonio Cruz Gamero, mi interlocutor respondió con los brazos en jarras: “Si, le conozco pero… ¿Quién pregunta por él?”. Me entraron ganas de responder con una guasa (Aquí Fernando Nora, el reportero más dicharachero de Morón de la Frontera) pero luego recordé que hubo un tiempo en que por estas tierras, si un extraño, que además habla fino, preguntaba por ti tan solo podía significar problemas.

Así pues, me tragué la ironía y presenté mis respetos. Enseguida me indicaron a un hombre que sin inmutarse lo más mínimo siguió, como no, trabajando, preparando los últimos detalles del montaje de un escenario para la verbena que celebrarán todos los vecinos del Pantano y por extensión de Morón, este fin de semana.

Estando, como estaba, tan ocupado en el servicio de sus vecinos, me dio reparo interrumpirle, así que, tras presentarme, quedamos en vernos de nuevo pasado un rato.

En nuestro segundo encuentro Antonio Cruz Gamero (Presidente de la Asociación de vecinos del Pantano) estaba ya un poquito más relajado. Me esperaba sentado en la sede de la asociación en compañía del Secretario de la misma, Luis Berenjeno, quien según los dos, pocos secretos ha de guardar, pues ninguno tiene la asociación para sus miembros y convecinos, aunque, doy fe, trabajo hay de sobra para todo aquel que quiera colaborar.

 

LVM.-¿Cuándo y por qué motivo se fundó la Asociación de Vecinos del Pantano?

Antonio Cruz: La Asociación se fundó en el año 1984 por un grupo de unas diez personas para realizar una verbena en el barrio.

 

LVM.-¿Cuándo empezásteis a formar parte de la Asociación?

Antonio Cruz: Yo unos cinco o seis años después.

Luis Berenjeno: Yo hace menos tiempo, unos tres o cuatro años.

 

LVM.-Antonio, ¿cómo recuerdas aquellos primeros años?

Antonio Cruz: Yo no estaba en la Asociación en los primeros años ya que, como ya he dicho, entré a formar parte de ella cuando ya llevaba unos años en marcha. Sí sé que se fundó para realizar una verbena y que tuvo tanto éxito que unas cosas llevaron a otras y tras todos estos años aquí seguimos.

La Asociación logró que el parque donde ahora se celebra la verbena sea lo que es. Antes era un llano donde se depositaba el  orujo de la fábrica de Aceites Mayo. A pesar de estar prohibido la gente iba plantando sus arbolitos y al final, después de mucho insistir, lograron ese parque para el barrio. Incluso se construyó un monolito, donde figuraban los nombres de quienes fundaron la asociación y lograron la construcción del parque, pero los vaivenes políticos hicieron que el monolito fuera retirado.

Aquellos fueron unos años extraordinarios, unos años de una unión fabulosa. Yo pasé veinte años en Francia y cada vez que venía veía como España cambiaba a mejor, en lo relativo a desarrollo, pero a peor en cuanto a la gente.

La gente iba cada vez más a lo suyo, cada vez más individualista, aquella palabra de hombre que se empeñaba en un apretón de manos… nadie pensaba en nadie y con el boom económico las cosas se desbocaron del todo. La gente se volvió muy egoísta, nadie quería ayudar ni colaborar en nada, cada uno iba a lo suyo, hasta el punto de que la verbena estuvo a punto de desaparecer porque nadie colaboraba, nadie quería trabajar en ella ni aportar un duro.

Quiero agradecer a Atracciones Soyo que en los momentos más duros se empeñó en levantar de nuevo la verbena llegando a pagar el alumbrado y dándonos un dinero para los grupos de música.

Ahora con esta crisis las cosas han cambiado, hay casas con todo el mundo parado. La gente no tiene dinero pero ha entendido que no puede ir cada uno por su lado, que han de trabajar juntos para lograr algo en el barrio. Nadie puede poner un euro, porque ahora nadie tiene un euro. Pero ahora es cuando la gente se ha dado cuenta de lo que es un euro.

Hoy en día hacemos muchas otras cosas, siempre estamos aquí a disposición de los vecinos para rellenar algún documento, hacer una solicitud al Ayuntamiento, reclamar el arreglo de alguna calle. Hace poco conseguimos, después de veinte años luchando por ello, que pusieran aquí mismo, en la Plaza de las Flores una rampa para personas con movilidad reducida. Las cosas no se consiguen de golpe. Hay que insistir, insistir e insistir.

Luis Berenjeno: Y sobre todo pedimos. Pedimos más que las hermanitas de la caridad. Pero pedimos para lo que pedimos. Pedimos para la verbena, pedimos para la Cabalgata de Reyes donde repartimos juguetes, balones, cosas útiles para el colegio. El banco nos ve venir y tiembla, el día menos pensado llaman a la policía.

Antonio Cruz: Quien entra en una asociación tiene que ser consciente de que lo hace para trabajar, trabajar y trabajar. Porque sin personas que trabajen no se hace nada. Cada uno desarrolla su función. Nosotros no podemos hacer un escrito a lo mejor, pero tenemos gente preparada capaz de hacerlo.

Ah y la mujer abandonada en casa diciendo: ¿dónde estará éste que ya es la hora de comer y sigue en la calle?

 

LVM.-Me gustaría que explicaras a nuestros lectores cuál es la importancia de una asociación de vecinos y porqué es importante que los vecinos se asocien.

Antonio Cruz: Es muy sencillo. Sin vecinos la Asociación no existe. Si cuando un vecino viene aquí nosotros no estamos, ¿para qué queremos una asociación? Si cuando un vecino viene aquí nosotros nos reímos del vecino, ¿para qué queremos la Asociación, para jugar a las cartas?

La Asociación está para la barriada, para todos los problemas que haya en la barriada. Nosotros estamos aquí para defender a los vecinos, para luchar por el barrio ante el grupo político que esté en el Ayuntamiento, sea el que sea.

Yo no soy político, pero las cosas que haya que decir yo las diré siempre muy claritas. La Asociación está para defender a los vecinos. No para pelearnos con él y necesitamos la unión de los vecinos y socios, que pagan tres euros al año. Hacemos viajes a Granada que al socio le cuesta más barato, este año un viaje a  El  Bosque.  Ahora el socio tiene un ticket gratuito de unas bebidas que la empresa que nos suministra la cerveza nos ha regalado, unos tickets para unos caracoles que nos ha regalado 50 kilos la empresa de los caracoles, unos tickets para la verbena. También los colaboradores tienen esos tickets.

 

LVM.-¿Qué os gustaría resaltar del Programa de Fiestas?

Antonio Cruz: Todo, todo es importante. Desde los niños de los colegios que van a hacer teatro y una serie de cosas, que durante unos años no lo han hecho. Se les va a dar un diploma, una botella de agua, una pieza de fruta. Eso es algo que guardarán con toda su ilusión la vida entera. Eso es una ilusión que se ha hecho toda la vida de Dios aquí en el Pantano.

A todos los colegios se les da unos tickets para los niños. Yo eso lo he visto toda la vida y es una pena que durante unos años se perdiera. Hacemos lo máximo para que la gente venga a divertirse un ratito y nosotros estar orgullosos de nuestra verbena y de nuestro barrio.

Para eso estamos trabajando y luchando cada uno en la medida de sus posibilidades, al igual que los establecimientos colaboradores.

Cada uno, aporte lo que aporte, en la medida de lo que puede, tiene sus tickets y su espacio reservado. Lo más importante es hacer las cosas con ilusión. Si las cosas no se hacen con ilusión no hay asociaciones. Porque los políticos están para mandar pero nosotros estamos para el barrio.

Este reportero dicharachero se quedó con ganas de más. Se quedó con ganas de charlar más rato con estos dos hombres de los de antes, de los que empeñaban su palabra en un recio apretón de mano. Se quedó con ganas de aprender más de estos hombres que lejos de estridencias mediáticas llevan tantos años luchando por su barrio, cada día, durante años y años, sin declaraciones públicas ni apariciones en la tele. Se quedó con ganas de sentir en su propia piel la fuerza y el temple de este barrio obrero por excelencia, el del Pantano. Esto último, afortunadamente, tiene fácil arreglo, este fin de semana, en la XXX Verbena del Pantano.

Yo no pienso perdérmela. Si no vas, ¡allá tú! ¡No sabes lo que te pierdes!

Visto 3125 veces Modificado por última vez en Viernes, 20 Junio 2014 08:23