Entrevista a Rocío Lozano, pura vocación y pasión por la joyería

Escrito por  Redacción Entrevistas Viernes, 22 Septiembre 2017 06:56
Valora este artículo
(11 votos)

Rocío Lozano Cabrera una joven moronera de casi apenas 40 años que desde muy temprana edad supo cuál sería su vocación, su pasión, y como se lo trasmitiría a sus padres “papás quiero ser relojera”.  Como no pudo ser de otra manera sus sueños se hicieron realidad.

 

Mientras todas sus amigas salían a la calle a jugar, ella con solo 10 añitos se entretenía destripando y componiendo nuevo relojes, en el zaguán de su casa. Sus padres que la contemplaban atónitos, sólo le pudieron decir una cosa: “hija lucha por tus sueños”,  y así lo hizo.

 

Con 16 años Rocío entraría a trabajar en una relojería, y ahí comenzaría su formación no solo de relojera, sino que trabajaría con la plata y el oro. A su vez recibiría numeroso cursos en la materia.

 

Como una visionaria que tan sólo le falta palpar su futuro, muy jovencita compraría una vivienda, en la calle Avenida del Pantano número 46, con la intención que algún día no solo fuera su hogar, sino también el lugar donde realizarse profesionalmente. Y lo consiguió. Con el apoyo incondicional de sus padres, su hermana Carmen Lozano (la bailaora) y como no, su marido, que la animaron en todo momento.

 

Rocío una chica valiente y luchadora, en estos momentos que más nos está dando la crisis decide montar su propio negocio y emprender este camino de la relojería y la platería que tanto le apasiona. Contenta de poder ofrecer a sus vecinos, a los que la vieron crecer en su Pantano de su alma, su arte.  Con precios asequibles, verdadera monerías. Lo mismo te transforma un anillo en una cadena, que una cadena en un anillo.

 

Rocío, mujer ejemplar, nos da una lección una vez más, no existen barreras, no se puede ni se debe feminizar ni masculinizar los oficios. 

Visto 2801 veces Modificado por última vez en Viernes, 22 Septiembre 2017 17:10