Entrevista a Rafael Rico, periodista español radicado en Venezuela (I)

Escrito por  Miguel Arróniz /Rebelión Entrevistas Viernes, 26 Junio 2015 07:43
Valora este artículo
(0 votos)

Venezuela y el gobierno español. Rafael Rico es periodista radicado desde hace años en Caracas (Venezuela). Tras las últimas polémicas surgidas entre el gobierno venezolano y el gobierno español, incluso con el dirigente del PSOE, Felipe González, nos gustaría conocer la realidad venezolana desde su punto de vista.

-El presidente Maduro ha arremetido contra el gobierno español, ¿cuál ha sido la causa?

-El gobierno español constantemente critica al gobierno venezolano, con cualquier excusa, en este caso, pidiendo el respeto a los Derechos Humanos en Venezuela y la liberación de los llamados “Presos políticos”. Hasta el punto que, el pasado mes de abril, el parlamento español exigió la liberación inmediata de los políticos venezolanos Leopoldo López y Antonio Ledezma.

Sin embargo, los llamados “presos políticos”en realidad son políticos presos no por su opinión o posición política, sino por haber cometido delitos que bajo las mismas leyes españolas estarían severamente castigados.

Leopoldo López, líder del partido Voluntad Popular, al igual que Daniel Ceballos, que fue alcalde del municipio San Cristobal, son acusados de organizar y promover los hechos violentos de febrero y marzo del año 2014, cuyo resultado fue 43 muertos en las calles venezolanas.

Esos mismos políticos españoles que ahora se dan golpes de pecho por los derechos humanos en Venezuela, en el Reino de España, las acciones callejeras en las calles españolas, mucho más suaves que las ocurridas en Venezuela, las que llaman “Kale Borroka”, las condenan y sancionan enérgicamente, con dureza y dramatismo en los medios.

En Febrero de 2014, cuando el Presidente Maduro comenzó un proceso de diálogo con los sectores más democráticos de la oposición venezolana, Leopolodo López, junto con otros políticos de la ultraderecha venezolana, dictaron un llamado a la violencia en las calles venezolanas, organizando una operación que llamaron “La Salida”.

El objetivo de “La Salida” era forzar al Presidente Maduro a que abandonara la presidencia de la República apenas dos meses después de una clara victoria electoral de las fuerzas bolivarianas en las elecciones municipales. No se trataba, por tanto, de una mera protesta callejera, pacífica, democrática y espontánea, consecuencia del malestar ciudadano por las políticas erráticas del gobierno bolivariano, sino que perseguían desestabilizar al gobierno por medio de acciones de calle acompañadas de una fuerte campaña de propaganda en todos los medios comerciales.

Respecto a la posición española de todas estas campañas antidemocráticas de desestabilización, el gobierno bolivariano no tolera el auténtico cinismo al acusarlo en materia de Derechos Humanos con los mismos votos de los diputados españoles que en ese mismo parlamento semanas antes aprobó la Ley de Seguridad Ciudadana que es un auténtico atropello en materia de Derechos Humanos.

Este cinismo pone de manifiesto los verdaderos intereses españoles que hay detrás de esta condena a los “Derechos Humanos”: apropiarse de la mayor reserva de petróleo del mundo apoyando a la oposición venezolana para que tome el poder. Es decir, a los políticos españoles no les interesan los Derechos Humanos, lo que les interesan son los derechos petroleros. 

Visto 1052 veces Modificado por última vez en Viernes, 26 Junio 2015 08:48

 

El Pleno Ordinario de Mayo por LVtv (pincha sobre la imagen)