Derrota contundente para cerrar el mejor año de Aceitunas Fragata Morón

Escrito por  Informa CB Morón Deporte Sábado, 30 Diciembre 2017 07:01
Valora este artículo
(0 votos)

No era el cierre que merecía la trayectoria del equipo en este 2017, pero sí fue una derrota merecida con la que el Aceitunas Fragata Morón terminaba la mejor primera vuelta de su etapa en la LEB Plata y el mejor año de la historia del club. El equipo cayó ante un Basket Navarra que fue superior en todo momento, haciendo daño a un grupo de jugadores que volvió a mostrar los mismos síntomas que ha arrastrado en varios partidos fuera de casa. Alguien está haciendo cambios en la Matrix, porque hemos experimentado un deja-vú. La enorme actuación de Cheick Conde (24 puntos, 10 rebotes y 31 de valoración) no tuvo continuación en sus compañeros y no fue suficiente para parar el torrente ofensivo de los locales, muy acertados en el tiro de tres. Esta fue una de las carencias más significativas del conjunto moronense.

 

Y eso que el partido empezó, precisamente, con un triplazo de José Alberto Jiménez, abriendo unos buenos minutos del equipo de Rafa Rufián. Luego, José Antonio Marco anotaba canasta, 0-5 de salida y ahí el partido se convirtió en una batalla encarnizada de estos dos más Conde para tratar de contrarrestar a los francotiradores navarros. Era de esperar que Iñaki Narros fuese el que hiciera primera sangre en esta suerte (5 de 9), pero todos los compañeros que se atrevieron a lanzar de tres consiguieron, al menos, un acierto. De nada servía el espectáculo de Conde (mate por aquí, triple por allá), porque los locales siempre estaban al acecho, ejerciendo una presión muy efectiva que neutralizaba las buenas defensas del equipo visitante. Jiménez anotó la canasta final para el único cuarto que ganó Aceitunas Fragata Morón.

 

El segundo cuarto, el equipo de David Mangas empezó a verse mucho más cómodo en el parqué, a costa de un Aceitunas Fragata Morón que veía el aro muy pequeño. Apenas 6 puntos anotados en los primeros 8 minutos, obra del pívot del Aceitunas Fragata Morón, que tuvo descanso en estos momentos. Este bajón anotador lo aprovechó Basket Navarra para hacer brecha en el marcador, llegando a ponerse con una ventaja de diez puntos. Pero un triple de Hinnenkamp, al que se le vio voluntarioso en su regreso, logró cerrar algo la hemorragia. Muchos errores en el ataque de Aceitunas Fragata Morón, sumado a la gran efectividad local, posibilitaron que el marcador fuese de 39-31 al descanso.

Las sensaciones no eran nada buenas, aunque el tercer cuarto fue algo más prolífico en la anotación. Pero las piezas no encajaban, algunos jugadores estaban desbordados por la situación y el rival seguía a lo suyo. Narros anotaba sin parar y el marcador se iba decantando demasiado del lado local, a pesar de los puntos de Cheick Conde. Es de agradecer que el tiro libre de los navarros estuviese ausente hoy, porque la distancia para afrontar los minutos finales podría haber sido mucho más grande que la de ese 62-49 que reflejaba el electrónico.

 

Y, al inicio de los diez minutos finales, Iñaki Narros anotó su quinto y último triple para sumar sus últimos puntos al partido. Cualquier intento de remontada con el que empezar el último periodo terminó ahí. Solo la entrada de Alejandro Fierro, como ya pasase en Murcia, dio algo de mejor imagen al Aceitunas Fragata Morón, que había llegado a ir perdiendo de 20 cuando salió. Con él en el campo, el equipo compitió mejor y se acercó en el marcador a 12 puntos quedando poco menos de 4 minutos. No obstante, el último cuarto de Lacunza y unos malos minutos finales del equipo volvieron a terminar con cualquier atisbo de remontada. La desventaja superaba los 20 puntos y ya los últimos puntos solo sirvieron para maquillar un resultado final de 88-68 con el que el equipo termina la primera vuelta.

 

Derrota contundente que deja un mal sabor de boca y que refleja los males del equipo, la cara b que tanto extraña de unos jugadores que en casa juegan tan bien y que fuera sufren mucho. Es significativo y de alabar, sin embargo, que la primera vuelta del equipo haya sido tan excelente. Solo 3 victorias separan del primer clasificado y 2 de los segundos clasificados. El equipo se mantiene en puestos altos de play-off y mejora el arranque de las dos temporadas anteriores en LEB Plata. La única incógnita para la segunda vuelta, entonces, está en ver si el equipo es capaz de dar la gran imagen que mostró contra León y, sobre todo, demostrar lo que se ve en casa en cada jornada. A esta liga le queda mucho, pero con este equipo se puede llegar muy lejos. Feliz 2018.

Modificado por última vez en Sábado, 30 Diciembre 2017 07:09